Martes, Febrero 20, 2018 - 12:15

¿Qué pasa con el Puente Pumarejo?

El nuevo puente que está siendo construido para reemplazar el actual Laureano Gómez, que atraviesa el río Magdalena y conecta a la ciudad de Barranquilla con el municipio de Sitionuevo, será denominado oficialmente como Puente Alberto Pumarejo, tendrá un gálibo de 45 metros, una longitud de 2.250 metros, que permitirá el paso de embarcaciones tipo handysize, contará con dos calzadas de tres carriles cada una, andenes y dos carriles de cicloruta.

A solo tres meses de cumplirse la fecha inicialmente pactada para la entrega de este, las obras del que debería ser uno de los puentes más importantes de Colombia, apenas superan la mitad del avance.

Muchos son los inconvenientes que se han cruzado en el camino de la mega obra, desde que se suscribió el contrato en abril de 2015. La firma española Sacyr, justifica el retraso de las obras por demoras en la obtención de licencias ambientales, consecución de predios y cambios en el diseño inicial. Sin embargo, es claro que el concesionario no realizó la planificación adecuada para un proyecto de esta magnitud, no cuentan con la cantidad de equipos necesarios para poder avanzar al ritmo pactado.

La nueva fecha de entrega del Puente Pumarejo en el “mejor de los escenarios” y esperando que no haya más retrasos en la obra, quedó estipulada para el primer trimestre del 2019. Situación que afecta directamente la competitividad del Departamento, es verdaderamente una mala noticia para la industria, el comercio y el turismo de la Región y del país.

La construcción del nuevo puente se planteó para solucionar parte de la problemática de navegabilidad, sin embargo, aún después de que sea inaugurado hay una serie de dificultades inscritas y preguntas que todavía no tienen respuesta.

  • ¿Quién asumirá los sobrecostos generados por el retraso? Más de 75 mil millones de pesos.
  • ¿Qué pasará con el antiguo puente, una vez se inaugure el nuevo?
  • ¿Cómo van a empalmar un puente de 6 carriles con vías de 2 carriles?

Se trata de una obra que se había pactado para que tardara 36 meses, cómo es posible que faltando 3 meses para que se cumpla el tiempo pactado, apenas contemos con un avance de la mitad del trabajo.

Es fundamental dar celeridad a los trabajos para que se cumpla el nuevo tiempo establecido para la entrega, no es posible que continúen los retrasos en una vía tan vital para el comercio exterior, que además por ser parte del corredor Caribe, agilizaría más las operaciones.

Por otro lado, transcurridos casi ocho años del Gobierno actual, no se ha cumplido la promesa de la recuperación del Río Magdalena. Si bien es cierto que hubo tropiezos, también es cierto que el Ministerio de Hacienda no ha facilitado los recursos que se necesitan.

Barranquilla clama por una draga permanente del río y la intervención de los tajamares de Bocas de Ceniza. El Río Magdalena ha tenido un comportamiento atípico, sobrepasando los límites históricos en sus niveles de profundidad y arrastre de sedimento proveniente del interior del país.

Hasta cuando tenemos que esperar por la APP del Río Magdalena, herramienta vital para el fortalecimiento de navegabilidad y desarrollo económico de la Región. No podemos continuar con la crisis actual de sector portuario generada por la poca profundidad que presenta el canal de acceso al puerto local y en otros puntos del canal navegable.

La Dirección General Marítima (DIMAR), se ha visto obligada a prohibir la navegación de embarcaciones con gran calado. Por estas restricciones la ciudad ha dejado de recibir más de 300.000 toneladas de carga, según cifras reportadas por la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla.

El país no puede continuar asumiendo sobrecostos que pueden ser evitados, implementando acciones encaminadas a garantizar la navegabilidad del Río Magdalena. Es una problemática que nos afecta a todos, debido a los desvíos del cargamento a otras ciudades se incrementan en un 15% los gastos logísticos de los importadores locales, de acuerdo a la Federación Colombiana de Agentes Logísticos (FITAC).

Cra 50 # 66 - 87

Barranquilla - Colombia

Carrera 7 # 8 - 68 Edificio nuevo del Congreso / Oficina 646B

Tel: (57 +1) 3824095 / Bogotá - Colombia

Términos y Condiciones

© 2018 Martha Villalba, todos los derechos reservadosLogin

Desarrollado por: Leonardo Funez del Chiaro