Miércoles, Octubre 2, 2019 - 12:00

Aprobado, en segundo debate, proyecto de ley de educación emocional de la representante Martha Villalba

La Plenaria de la Cámara aprobó por unanimidad, en su segundo debate, el proyecto de ley que promueve la educación emocional en las instituciones de preescolar, primaria, básica y media del país, de autoría de la representante atlanticense Martha Villalba.

La iniciativa, según la congresista, busca complementar la enseñanza cognitiva y prevenir factores de riesgo en los menores de edad que pueden conducir a situaciones tales como el suicidio y la depresión, los desórdenes alimenticios, el abuso en el consumo de sustancias psicoactivas, la violencia y el acoso escolar o bullying, el ciberbullying y el estrés, entre otras; y, por otro lado, mejorar el rendimiento académico de los mismos.

“Mi agradecimiento a toda la Plenaria de la Cámara por el apoyo a este proyecto tan importante para la educación de nuestro país. Es una herramienta fundamental en la formación de nuestros niños y adolescentes porque no sólo se va a tener en cuenta lo cognitivo sino también lo emocional. Hoy las estadísticas son alarmantes en cuanto al suicidio, el bullying, el alcoholismo, la drogadicción y el maltrato físico y son casos que hay que entrar a prevenir desde las instituciones educativas del país”, indicó la representante.

De otro lado, Villalba explicó que “la comunidad científica y experta en educación de Colombia y de varios países del mundo viene consolidando tanto teórica como empíricamente los beneficios de la implementación de la educación emocional en las aulas de clase.  Cada vez son más los estudios que explican y demuestran cómo este tipo de educación tiene importantes repercusiones para el bienestar académico y personal de los estudiantes”.

Cra 50 # 66 - 87

Barranquilla - Colombia

Carrera 7 # 8 - 68 Edificio nuevo del Congreso / Oficina 646B

Tel: (57 +1) 3824095 / Bogotá - Colombia

Términos y Condiciones

© 2018 Martha Villalba, todos los derechos reservadosLogin

Desarrollado por: Leonardo Funez del Chiaro